Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2019

Cavall

Jo voldria ser cavall en la partida concreta que el rei sempre està amagat darrere les seves peces. Jo voldria viure amb tu aventures incompreses perquè la victòria es guanya amb les jugades secretes. Al teu costat, reina blanca, al teu costat, reina negra. Endavant en el combat, endarrere a la defensa.

Vincle

Si  Si dos desconeguts estiguessin vinculats, per l’atzar de les simetries, possiblement mai l’arribarien a saber i res podrien fer per a aprofitar-se o deslliurar-se del lligam. No obstant, nosaltres, som, als ulls del món dos desconeguts, però tenim una complicitat insòlita, farcida per casualitats que comencen en els nostres horòscops, les nostres biografies, les nostres idees i oculta per les nostres pors, les nostres hipocresies i les nostres foteses. El nostre simètric balanceig ni ens lliga ni ens allibera de res. Si t’estimo, i potser és així, no canvia gens la situació, si tu també m’estimessis, tampoc. Tot i alliberar-nos de parelles i fills, tot i superar els entrebancs que l’amor ha d’enfrontar per raons incompreses, cosa en sí mateixa prou difícil, no deixaríem d’estar subjectes al nostre vincle secret, L’amor afecta les formes,  dóna força a qui ja la te, decideix quan ja ningú pot imposar-se, però no pot canviar el que és. .
¡Quién te hizo ese regalo! Me pusiste detrás. Nunca a tu lado. ¡Quién te hizo ese regalo! Vanidad de macho rencoroso ¿Por qué aceptaste más de lo adecuado? ¡Quién te hizo ese regalo! Me robaste mi sosiego y mi reposo y en vano vivirás pues robando; lo bueno vuelves malo.

De niña

De niña quería amores De niña quería cosas, hoy el olor de las rosas. De niña quería amores, hoy quiero olvidar dolores. Anoche no tuve suerte, la luna rompió a llorar y se secaron las fuentes.

La vana presencia de la de nada.

La cita que imagino se me niega, pues nunca suma dos nuestro uno y uno. Tú y yo con boca muda y vista ciega, seremos siempre el otro más ninguno. Nunca  el calor sonoro en tus abrazos, nunca el sabor secreto de tus besos, solamente un archivo de pedazos, palabras que aprisionan a dos presos. Quedarán los recuerdos, lo soñado, la noche, el alba y la palabra amada; y quedará también lo imaginado, la vana presencia de la de nada. En el cálido estío el agua helada, en el invierno frío, la templada.

Solitario soneto

Que solitario que quedó el soneto ausente de lector y de poeta, que solitario que quedó el poeta ausente de lector y de soneto. Si no importa la forma yo te reto a cambiar la agonía del planeta tan solo con un grito aunque el de Greta. Si no importa la forma, me someto al poder de la voz de los idiotas y al viaje interminable de la noria. Envíame por whatsapp esas notas que un día hubieron de cambiar la historia, las que alimentan tus promesas rotas en la maraña gris de tu memoria.